Los fraudes en Internet aumentan todos los años. Y ahora el más peligroso es el duplicado de la tarjeta SIM o swap de los teléfonos móviles.

Puede que crea que introducir el CVV Card Verification Value, es una práctica totalmente segura.

Este código sirve para confirmar que quien utiliza la tarjeta la tiene en su poder. Cuando se realiza una compra online, además del número de la tarjeta de crédito, se pide este número que aparece en la parte posterior de la tarjeta para evitar fraudes. Este código aparece en las tarjetas de crédito, de débito y en las tarjetas prepago cuando se recargan.

Ahora todos los bancos están obligados a configurar la autenticación de las compras online, mediante medios de pago seguros, que incluyen, el envío de un código de verificación.

Pero lo anterior no basta. La policía ha detectado fraudes, que consisten en el duplicado, o clonación de las tarjetas de los móviles, de manera que los delincuentes reciben el código que el banco le envía por SMS para autorizar una compra.

Por ejemplo, la implicación o empleado de una tienda, voluntaria o no, es objeto del fraude.

Por ejemplo, un delincuente consigue nuestros datos: nombre, apellidos, teléfono, DNI, correo electrónico… Y acude a una tienda, con el objeto de suplantar nuestra identidad, y que ha perdido la tarjeta SIM, de su teléfono y necesita un duplicado.

Con tan solo esta maniobra, los SMS del banco llegarían a los delincuentes, mientras que tu no tendrías el teléfono operativo, porque la tarjeta SIM de tu teléfono estaría dada de baja por la tienda.

Además el delincuente tendrá acceso a todos tus datos personales almacenados en la SIM.

Las tarjetas SIM almacenan de forma segura la clave de servicio del propio suscriptor usada para identificarse ante la red, de forma que sea posible cambiar la suscripción del cliente de un terminal a otro simplemente cambiando la tarjeta.

¿QUÉ HACER ENTONCES PARA PROTEGER TU SIM?

  • PONER UN PIN O CLAVE.
  • NO COMPARTIR TU PIN CON NADIE.
  • UTILIZAR UNA CONTRASEÑA DE AUTENTICACIÓN ADICIONAL: PIN ADICIONAL, RECONOCIMIENTO FACIAL, POR VOZ, GOOGLE AUTHENTICATOR, etc.
  • NO USAR LOS SMS como método de autenticación en dos pasos.
  • NO GUARDAR INFORMACIÓN CONFIDENCIAL EN EL MÓVIL.
  • NO VINCULAR LA CUENTA DEL MÓVIL CON LA CUENTA DEL BANCO.
  • USAR UNA VPN.
  • NO ABRIR DOCUMENTOS ADJUNTOS.
  • NO COMPARTIR LOS DATOS EN INTERNET.
  • INSTALAR ANTIVIRUS O HERRAMIENTAS DE SEGURIDAD.

Si detectas, que tu teléfono no hace llamadas o que alguien te ha llamado y no contestaste, lo mejor es ir rápidamente a una tienda de tu operador, o llamarles, y poner en conocimiento lo ocurrido para que bloqueen todo lo que esté en sus manos.

Si usas la app del banco en tu móvil, acude a tu banco, o llámales urgentemente, para explicarles lo ocurrido, y ponerles en preaviso por si hay alguna actividad inusual en nuestra tarjeta o cuenta.

También tienes que hacer lo siguiente:

  • Solicita el bloqueo del móvil.
  • Bloquea y anula la SIM.
  • Solicita el bloqueo de las tarjetas de crédito.
  • Revisa la actividad de tu cuenta bancaria.
  • Trata de localizar tu móvil.
  • Bloquea el móvil de forma remota.
Share This

Compartir

Compartir información